Cómo descongelar un congelador

Como Descongelar un Congelador – Trucos y Consejos

La aparición del hielo es un proceso natural que ocurre de forma habitual en nuestros congeladores, sobre todo los que ya tienen unos años a sus espaldas.

A medida que el tiempo pasa, se acumula humedad en su interior, y esto acaba por favorecer la condensación y la creación de hielo.

Este es un proceso que no ocurre si tenemos en casa una nevera con tecnología no frosting o no frost, la cual, no permite la acumulación de hielo; pero, esta no es la realidad para la mayoría de las personas que cuentan con refrigeradores tradicionales, en los que el congelador se cubre de vez en cuando de hielo.

Una situación que requiere que el congelador trabaje más, aumentando el consumo de energía y disminuyendo nuestro dinero; además de reducir la vida útil del aparato al generar un sobreesfuerzo del motor.

Razón por la cual, queremos contarte cómo descongelar correctamente tu congelador, para que alargues su vida útil y no haya excesos en su consumo.

¿Cuándo se debe descongelar el congelador?

congelador con mucho hielo

Una vez que vemos que se comienza a formar esa capa de escarcha o nieve en los congeladores, sabemos que seguirá creciendo; y llegará un punto en que será difícil introducir o retirar los alimentos de su interior, y, ni hablar del enfriamiento. Pero, ¿Cuándo hay que descongelar?

  • Para los congeladores que no se descongelan automáticamente es aconsejable hacerlo una vez que el hielo ha llegado a 7-8 mm de espesor. Incluso, puede hacerse con 5 mm de espesor, antes de que esta escarcha crezca demasiado y se amontone en la tubería del compresor.
  • Para congeladores o neveras que hayan sido fabricadas con tecnología no frost el descongelado será automático; pero, aún así, es recomendable realizar un descongelado total 1 o máximo 2 veces al año, para optimizar su funcionamiento.

Descongela correctamente el congelador con estos pasos

1. Vacía el congelador

El primer paso a seguir será sacar con cuidado los alimentos que tengas en el congelador, si es posible, colocándolos en un lugar donde se mantengan. Aunque, probablemente será difícil mantenerlos completamente congelados, lo importante será que se no deterioren o sufran un golpe de calor muy fuerte; provocando que se dañen irremediablemente.

2. Apágalo

Una vez retirados los alimentos del interior y estemos seguros de que no se van a dañar, puedes proceder a apagar la nevera. Si tienes un regulador de energía, deberás apagar el regulador, antes de proceder a desconectar la nevera por completo.

3. Dale tiempo a que se deshaga el hielo

Puede que no parezca necesario, pero desconectar el cable de alimentación de la nevera evitará que alguna corriente residual se descargue mientras la limpiamos. También, coloca una toalla o paño de limpieza en el suelo, para evitar que el agua se salga y se formen charcos en el suelo.

Existen 3 formas de llevar a cabo el descongelado:agua caliente descongelar congelador

  • Espera a que ocurra el deshielo. Simplemente deja abierta la puerta del congelador y espera a que la temperatura del ambiente vaya derritiendo los trozos de hielo en el aparato. Es la manera más lenta, pero sus resultados son 100% seguros.
  • Olla caliente. Consiste en llenar una olla con agua caliente, introducirla en el congelador y dejar por 10 minutos. Por supuesto, antes de colocar la olla sobre el congelador es necesario que coloques un paño, para que el calor no vaya a dañar la nevera.
  • Dispositivos eléctricos. Puedes darte una mano en el descongelado utilizando secadores o un ventilador, para contribuir en un rápido deshielo; pero, ten presente que el contacto de estos aparatos con el agua puede ocasionar accidentes. Por lo cual, no es el método que te recomendaremos.

4. Retira el hielo

Una vez que vaya pasando el tiempo, por cualquiera de los métodos que hayas aplicado, el hielo comenzará a caer desde las paredes del congelador. Será el momento de retirar el hielo de forma manual, jamás utilices cuchillos o elementos con filo para retirarlo; este tipo de elementos dañará la superficie del congelador casi con total seguridad.

5. Procede a limpiarlo

Cuando hayas retirado el hielo por completo, será momento de sacar el agua contenida en la superficie, para lo que, recomendamos utilizar paños de microfibra. Retira el exceso de humedad y limpia la superficie del congelador primero con una esponja, para luego enjuagar con un paño y agua.

Este es el momento para retirar cajones y travesaños si los tiene, es aconsejable lavarlos con abundante agua y jabón para dejarlos como nuevos. No utilices jabones generales para la limpieza del congelador, ya que, será muy difícil retirar su olor del aparato, llegando a comprometer la comida. Prepara una solución casera de vinagre, limón y/o bicarbonato para una limpieza eficaz.

6. Enciéndelo

Después de que hayas secado o dejado secar por completo el congelador, es aconsejable esperar unos 30-45 min para encenderlo. Entonces, será el momento de conectarlo a la corriente y que empiece nuevamente a trabajar.

Trucos para un descongelado óptimo

No rompes la cadena de frío

Al romper la cadena de frío de cualquier alimento, es decir, descongelarlo por error y luego volverlo a congelar, acarrea un gasto de energía significativo y la proliferación de bacterias. Además favorece la aparición de escarcha en los alimentos, permitiendo que ocurran las quemaduras de frío. Para evitarlo:

  • Nunca dejes la nevera abierta demasiado tiempo.
  • Nunca introduzcas alimentos calientes en el interior del congelador. Primero es posible que esto los deteriore, y además, dañarás los alimentos que están dentro del congelador.

Mantén el orden en el congelador

Organizar un congelador

  • Utiliza bolsas especiales para congelar, si es posible transparentes; así, sabrás cuales son los alimentos que contiene cada una.
  • Almacena los alimentos en porciones de consumo regular. Esto evitará que congeles y descongeles cada día los alimentos, comprometiendo su frescura e integridad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Puede interesarte

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario