Cómo Evitar el Humo en la Barbacoa - Trucos y Consejos

Cómo Evitar el Humo en la Barbacoa – Trucos y Consejos

Llega el fin del verano y lo primero que se viene a la mente es sacar las sillas a la terraza y hacer una barbacoa de fin de semana. Por supuesto, este es un plan genial para quienes viven en espacios abiertos o azoteas y no van a molestar a nadie con el humo producido.

Pero, para el resto de los mortales, es realmente incómodo estar en un pequeño espacio o en uno cerrado que impida la correcta salida del humo; permitiendo que se queda y nos haga picar los ojos.

Por ello, muchas personas se han rendido, no con la barbacoa, sino con el humo; decidiéndose por un cambio hacia los aparatos que produzcan menos gases molestos y nos permitan tener una velada tranquila.

Sin embargo, el sabor de una barbacoa con leña o carbón es inigualable, logrando dar una cocción envidiable a los alimentos. Por lo que, queremos darte unos trucos prácticos para un encendido de la barbacoa sin el molesto humo; así como, comentar algunas soluciones que podemos implementar para no perder el sabor, ni dejar de disfrutar el proceso.

Utiliza un combustible de calidad y enciéndelo correctamente

Para todos a los que nos encanta preparar barbacoas, el proceso se convierte en casi un ritual, desde elegir el “combustible” hasta el proceso de encendido será importante para conseguir los mejores resultados.

La leña y el carbón son los combustibles que han acompañado las barbacoas desde tiempos inmemoriales, siendo un habitual a la hora de encenderlas.

Leñaleña

Es el mejor de los combustibles para una cocción en ambientes exteriores, pero, una pobre elección de la madera a quemar puede traernos problemas. Comenzando con la cantidad de humo, algunos trozos de leña pueden desprender químicos perjudiciales para la salud al quemarse; como lo son: el azufre y el benceno.

¿Qué se recomienda? Elegir un tipo de madera dura que permita combinar la eficiencia en el calor y una baja emisión de humo que resulte conveniente.

Es decir, un trozo de leña que se encienda en un tiempo corto, dure un buen rato encendida y no nos haga llorar con el humo. Algunos tipos recomendables de leña para evitar el humo en la barbacoa son:

  • Fresno (Negro, verde y blanco).
  • Roble (Alta producción de calor y bajo humo en todas sus clases).
  • Haya (Casi tan calurosa como el roble).
  • Nogal (Una de las maderas más duras en el mundo, combustión lenta y duradera).

Carbóncarbón

Además de que no hay que cortar ningún elemento, utilizar una barbacoa con carbón es un plus en cuanto a la comodidad del encendido y la combustión.

Esto no significa que no haya carbones que produzcan una gran cantidad de humo; por el contrario, la mayoría de los carbones vegetales e instantáneos que encontramos en el mercado producen bastante humo al quemarse antes de llegar a las brasas.

Pero, existen algunos tipos de carbones con excelentes características y muchos trucos, para garantizar que podamos encender nuestra barbacoa sin humo y sin dolores de cabeza.

Un ejemplo de ello, es el uso de carbón de coco para barbacoa; el cual, puede durar encendido hasta 2 horas, produciendo humo en cantidades mínimas y conservando el sabor de los alimentos. Asimismo, podemos pensar en esta opción como la más saludable, pues, se trata de un producto completamente natural y libre de químicos añadidos.

¿Un truco ideal? Utiliza un encendedor eléctrico para encender los carbones para acelerar su proceso de combustión y permitir que se forme la brasa mucho más rápido. También, piensa en la regla de los 7 segundos, para saber que tienes el calor indicado para colocar los alimentos.

Pelletspellets

Cada día son más las alternativas eficientes y con conciencia ambiental que se producen en el mercado para facilitar nuestros procesos cotidianos. Los pellets, sin duda, son una muestra de ello, con una gran variedad de usos y una producción sostenible que garantiza una quema eficiente.

Utilizar una barbacoa de pellets cuenta con algunas ventajas frente a las de combustible común y, el bajo humo que producen, es una de ellas.

Por supuesto, es necesario utilizar una barbacoa cuyo quemador esté adaptado a este tipo de material para que la combustión sea correcta. Por lo que, si estás por elegir tu próxima barbacoa, puedes tomar nuestra palabra como una recomendación de compra; pues, no tendrás que preocuparte por el humo.

Barbacoa con carbón sin humo ¿Merece la pena?barbacoa sin humo

Si el proceso de compra, manejo de combustible y almacenamiento de las barbacoas tradicionales no te va, puedes cambiar a una sin humo. Muchas personas han comenzado a cambiarse al uso de barbacoas eléctricas y sin gas; aunque, el verdadero impacto del mercado lo tienen las barbacoas de carbón sin humo.

Es un electrodoméstico que nos permite cocinar los alimentos a la brasa, sin necesidad de generar esas grandes cantidades de humo.

Tienen diseños compactos que incluyen la colocación del carbón en el centro del elemento, aislado del contacto con la rejilla; por lo que, no estará en contacto con la grasa de la comida y se evitará la producción de humo.

¿No hay humo de la propia quema de carbón?

En realidad, si lo hay. Pero, este tipo de barbacoa cuenta con un sistema de ventilación alimentado por baterías o corriente. El cual, tiene como principal función, permitir el paso del oxígeno hacia la cámara del carbón; favoreciendo una rápida combustión y propiciando que se disipe el humo generado por la brasa. Otras de sus ventajas son:

Ventajas
  • Su uso supone una gran ventaja para quienes viven en pisos o conjuntos de apartamentos, ya que, evitan molestar al vecino con el humo.
  • Por otro lado, si no hay humo no hay olores pegados en la ropa.
  • Ocupan muy poco espacio y pueden llevarse a todas partes.
  • Se encienden muy rápido y en nada de tiempo estamos cocinando.
  • Son desmontables e incluso algunas pueden lavarse en el lavavajillas.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

También puede interesarte

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario