la temperatura ideal del vino en una vinoteca

La Temperatura del Vino Ideal en una Vinoteca

Para disfrutar y permitir un correcto desarrollo de las cualidades del vino, es necesario que tenga un almacenamiento y temperatura correctas.

La cual, por supuesto, será diferente según el tipo de vino que tengamos en las manos; y, la diferencia puede notarse cuando pasamos de un tinto a un vino blanco o incluso un espumoso, su sabor será diferente según las condiciones de frío.

Ver Mejores Vinotecas

Una vinoteca siempre será la mejor opción para mantener la temperatura de las botellas; pero, el verdadero truco está en saber a qué temperatura ajustarla y cómo ordenar los vinos para que reciban el frío ideal en cada caso.

Por todo ello, te contaremos todo lo que necesitas saber para controlar la temperatura de refrigeración del vino en la vinoteca.

La temperatura correcta para cada tipo de vino

Las condiciones en las que guardemos el vino, influirán directamente en el sabor que aportan, y de entre ellas, la temperatura será uno de los factores más importantes. Por lo cual, es necesario que consideremos las características de cada vino, para ofrecer un nivel de frío óptimo en cada caso.

Por norma general, los vinos no deben tomarse por encima de los 18-20°C porque estaríamos comprometiendo características de su esencia. Aquí dejamos más de sus niveles de frío recomendados según el tipo:

Vinos tintos

temperatura ideal del vino tinto

Lo primero que debemos saber para decidir la temperatura de enfriamiento del vino tinto es la forma en la que ha sido almacenado anteriormente; es decir, si hablamos de un vino que ha sido madurado en barrica o un vino joven recién embotellado.

Al ser añejado brevemente en madera, la temperatura ideal de consumo varía entre los 13 y 16°C. Pero, si el envejecimiento ha sido de años, la temperatura de frío para servirlos debe oscilar entre 14 y 18°C.

Puedes tomar esta guía como referencia para la temperatura correcta de los tintos:

  • Vinos frescos, con sabor de terminación afrutada y ligeros: 14-16°C.
  • Vinos especiados con mucho cuerpo y sabores complejos: 15-18°C.
  • Vinos de gran robustez, sabor fuerte y concentrado: 16-18°C.
  • Vinos tintos dulces y de sabores provocativos: 16-18°C.
  • Vinos fortificados: 18°C.

Vinos blancos y/o espumosos

temperatura ideal del vino blanco

En el caso de los vinos blancos, comenzamos por mencionar que necesitan una menor temperatura para desarrollar sus características adecuadamente. Es decir, si sólo vas a tener vino blanco en la vinoteca, no tengas miedo en bajar la temperatura unos grados para obtener los mejores resultados. Aquí un poco más de detalles:

  • Vinos blancos con sabor a fruta, semisecos: 7-10°C.
  • Vinos espumosos y champán: 8-10°C.
  • Vinos de gran frescura con cuerpo ligero y seco: 8-10°C.
  • Caldos blancos dulces: 10-12°C.
  • Vinos blancos aromáticos, secos y con cuerpo: 9-12°C.
  • Vinos blancos complejos, maduros y secos: 11-12°C.

Vinos rosados

Cuando el vino entra en contacto con nuestra boca ocurre un aumento natural de la temperatura entre 2 y 5°C; aumentando la acidez presente en el vino, siendo especialmente susceptibles los vinos de poca maduración y embotellado joven, tal como, los rosé. Por ello, la temperatura ideal para servirlos, suele ubicarse entre 9 y 12°C.

Tips que harán tu vida más sencilla

Trucos y Consejos
  • Nunca sirvas un vino cuya temperatura esté por encima de los 20°C, pues, nos exponemos a que el alcohol se evapore; haciendo casi imposible disfrutar del verdadero sabor del vino.
  • Si posees una vinoteca de 2 temperaturas, almacena en un lado los vinos tintos y en el otro, los espumosos y blancos.
  • Permite que el vino tenga tiempo de enfriarse lentamente para que madure y desarrolle todo el sabor que contiene; brindando un nivel de placer mayor al tomarlo.
  • Si es posible, encuentra un tipo de copa que se adapte al vino que estamos por beber.
  • Cuando la vinoteca sea monoambiente, lo mejor será ordenar los vinos según su color de arriba hacia abajo. De esta forma, el vino tinto en la parte superior se enfriará poco a poco, mientras que, el vino en el fondo se mantendrá a baja temperatura.
  • Si ya tienes una vinoteca en casa y es de las que solo tiene una temperatura, recomendamos que compres un termostato inteligente. Será una inversión muy reducida que te permitirá vigilar la temperatura de tus vinos y disfrutarlos correctamente.
  • Ubica la vinoteca en un lugar con luz tenue en la que no sea común enfrentar cambios bruscos de temperatura. Recuerda que el vino puede deteriorarse si se encuentra directamente con los rayos UV.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Puede interesarte

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario