Temperatura Ideal para el Congelador

¿Cuál es la Temperatura Ideal para el Congelador?

Tanto el frigorífico como el congelador deben tener una temperatura de trabajo que mantenga los alimentos conservados el mayor tiempo posible sin perder sus propiedades.

Además, a una temperatura menor estos electrodomésticos harán un consumo mayor de energía y por lo tanto veremos un aumento en nuestra factura de la luz, este es otro de los motivos por los que debemos ajustar las temperaturas del congelador.

Partiendo de esa idea, aclaramos que no todos los alimentos se conservan de la misma manera y, que, son muchos los factores involucrados en ello.

Aquí te contaremos lo que debes saber para regular la temperatura del congelador y mantener los alimentos en las mejores condiciones.

¿Qué tipo de alimentos vas a congelar?

La temperatura de congelación común de cualquier congelador debe estar por debajo de los 0°C. Partiendo del principio de congelamiento que ocurre en cualquier alimento al estar en esa temperatura o niveles inferiores.

En 0°C el agua se solidifica, creando pequeños cristales de hielo que reflejan el cambio de estado químico del vital líquido. Pero, esto no representan el nivel de congelamiento necesario que se necesita alcanzar para llevar los vegetales y las carnes; que suelen necesitar temperaturas mucho más bajas, con mínimos de -18°C.

Hay muchas excepciones a este ejemplo, comenzando con los licores y alimentos procesados con alto contenido de azúcar; que necesitan más de -120°C para llegar a su punto de congelación. Y, ni hablar del pescado, cuya temperatura necesaria para eliminar algunos de los más resistentes parásitos es de -200°C (llamada ultracongelación).

alimentos en el congelador

Es importante elegir la temperatura adecuada

Si estamos en presencia de alimentos cuya composición de agua sea muy alta, no será necesario bajar hasta -18°C, como es el caso de algunas frutas. Pero, la gran mayoría de alimentos requiere un frío mayor para congelarse, porque, en caso contrario, es probable la aparición de bacterias y microbios indeseados.

Ajusta el mínimo de temperatura de tu congelador en temperaturas de -17/-18°C, teniendo en cuenta que para algunos alimentos pasará un tiempo para congelar; aunque, para la mayoría de ellos sea suficiente para congelarse y mantenerse.

Los alimentos que se congelan con temperaturas menores a -20°C sufren cambios en su sabor, color y textura.

Pero, ten en cuenta que, siempre que coloques el máximo de frío posible a un congelador, será mucho mayor su esfuerzo y su consumo energético; a pesar de que el aparato permita un poco más. Lo cual, puede derivar en una disminución de la vida útil de algunos de sus componentes, dañando gradualmente el aparato.

Para garantizar un trabajo óptimo del congelador, el valor total a elegir debe estar entre -17/-18°C; ideado como una convención para todos los congeladores. Permitiendo un aceptable margen de error en cuanto a conservación sin deterioro de muy pocos alimentos, pero, con garantía de un trabajo por mucho tiempo.

Consejos de mantenimiento para el congelador

temperatura interior del congelador

  1. Incluye un termómetro en su interior. Muchos congeladores cuentan con termómetros digitales incorporados, pero, medir la temperatura con un agente externo puede permitir una sana comparación entre ellos; haciendo más fácil la determinación de algún daño.
  2. Espera que todo se enfríe para introducirlo. El cambio de temperatura puede inducir un choque de energía, provocando que el aparato se esfuerce de más para volver a su nivel normal. Esto acarrea un gasto extra y puede deteriorar el congelador. Nunca introduzcas nada caliente.
  3. Mantén los cajones llenos sin desbordarse. Un congelador lleno consume menos energía que uno vacío. Si has oído sobre esto, puedes saber que es cierto, pero, que todo en exceso es indudablemente malo. Por lo que, lo mejor será llenar siempre el aparato hasta su capacidad media, dejando margen de paso para el frío sin sobrecargarla.
  4. Trata de no abrir demasiado la puerta. El abrir y cerrar la puerta o tapa del congelador permite que se escape parte del frío que se conservar dentro; esto, sin cortar que también se enciende la pequeña luz interna, acarreando un gasto en cada pasada.
  5. Limpieza regular. La acumulación de comida en mal estado, puede directamente deteriorar comida en buenas condiciones muy rápidamente. Por aquello de que una manzana podrida pudre un canasto. Por lo que, lo más recomendable es mantener la limpieza del congelador por sobre todas las cosas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Puede interesarte

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario